bolosLa costa de Camariñas es un auténtico tesoro desde el punto de vista geomorfológico por la variedad y rareza de sus formaciones pétreas resultado de la erosión eólica y marina.

Viento y agua tallaron formas sugerentes como la “Furna dos Infernos”, la “Pedra do Oso”, los “Namorados de Reira”, el “Belén de Reira”, la “Virxe de Arou” o el “Dinosaurio do Petón”, entre otras muchas. También crearon un litoral de playas de arenas finas como las de Reira (dividida en las playas de Area Longa, Balea y Reira), Santa Mariña, Arou, Camelle o Trece y dunas como la del monte Blanco, la mayor duna rampante de Galicia.

Las figuras antropomórficas son grandes bloques pétreos que recuerdan a seres humanos o animales. La interpretación, desde luego, varía según el espectador y su situación frente a ellos. ¿Tú que ves?

Puedes recorrer la “Ruta geomorfológica” de Camariñas para conocer de cerca todos estos tesoros de la naturaleza. Es un itinerario lineal y señalizado de 39,6 km. Empieza en el área de descanso que se encuentra a la salida del lugar de Dor (Camariñas) y termina en Camelle en la piedra conocida como “A man de Deus”.